5 beneficios de las Arvejas para tu salud

arvejas en ensalada

"¿Sabías que las arvejas pueden ser tu aliado en la salud? Descubre 5 beneficios asombrosos y recetas deliciosas"

¿Te has preguntado alguna vez cómo un pequeño alimento como las arvejas puede marcar una gran diferencia en tu salud? Las arvejas, esas pequeñas y versátiles legumbres, tienen mucho más que ofrecer que su simple tamaño. Acompáñanos en este viaje informativo para descubrir cinco sorprendentes beneficios que las arvejas aportan a tu bienestar, además de algunas recetas exquisitas que te harán enamorarte aún más de estos pequeños tesoros nutricionales.

1. Nutrición Balanceada

Las arvejas son verdaderamente un tesoro nutricional. Son ricas en proteínas vegetales, lo cual es una excelente noticia para los vegetarianos y veganos que buscan fuentes alternativas de proteínas. Estas proteínas son fundamentales para el desarrollo y reparación de tejidos en el cuerpo. Además, contienen una cantidad significativa de fibra dietética, lo que no solo ayuda a mantener la saciedad, sino que también beneficia la salud digestiva al promover movimientos intestinales regulares y prevenir el estreñimiento.

El perfil vitamínico y mineral de las arvejas es igualmente impresionante. Están cargadas de hierro, esencial para la producción de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno en el cuerpo. La presencia de zinc fortalece el sistema inmunológico y ayuda en la cicatrización de heridas. Las vitaminas B presentes, como el ácido fólico y la vitamina B6, son cruciales para el metabolismo energético y la función cerebral.

2. Mejora de la Digestión

La fibra dietética presente en las arvejas juega un papel vital en la mejora de la digestión. Esta fibra es tanto soluble como insoluble, lo que significa que puede absorber agua y añadir volumen a las heces, facilitando su paso a través del tracto intestinal. Esto contribuye a una digestión más suave y regular, aliviando los problemas de estreñimiento y promoviendo la salud intestinal en general.

Además, la fibra actúa como un prebiótico natural, alimentando las bacterias beneficiosas en el intestino. Esto fomenta un entorno intestinal saludable y equilibrado, lo que puede tener efectos positivos en la absorción de nutrientes y en la función inmunológica.

3. Control del Peso y la Diabetes

Las arvejas poseen un bajo índice glucémico, lo que significa que liberan glucosa en el torrente sanguíneo a un ritmo más lento. Esto evita alzas de azúcar en la sangre, ayudando en el control de los niveles de glucosa. Además, la combinación de proteínas y fibra en las arvejas contribuye a una sensación de saciedad más duradera, lo que puede ser beneficioso para aquellos que buscan controlar su peso.

Su capacidad para mantener los niveles de azúcar en sangre estables también es un factor crucial para las personas con diabetes tipo 2. Incorporar arvejas en la dieta puede ayudar a regular los niveles de glucosa y mejorar la sensibilidad a la insulina, lo que puede ser beneficioso como parte de un enfoque integral para el manejo de la diabetes.

4. Apoyo a la Salud Ocular

Las arvejas contienen antioxidantes poderosos, como la luteína y la zeaxantina, que desempeñan un papel fundamental en la salud ocular. Estos compuestos pueden ayudar a proteger los ojos del daño oxidativo causado por la luz ultravioleta y otros factores ambientales. La acumulación de estos antioxidantes en la retina puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedades oculares relacionadas con la edad, como la degeneración macular, una de las principales causas de pérdida de visión en personas mayores.

Estos nutrientes trabajan para filtrar la luz azul dañina y proteger los tejidos oculares sensibles, lo que puede ayudar a mantener una visión saludable a lo largo del tiempo.

5. Fortalecimiento del Sistema Inmunológico

Las arvejas son una fuente importante de vitaminas del complejo B, incluyendo ácido fólico, vitamina B6 y vitamina B2 (riboflavina), así como vitamina C. Estas vitaminas son esenciales para mantener un sistema inmunológico fuerte y eficiente.

El ácido fólico y la vitamina B6 juegan un papel crucial en la producción de glóbulos blancos, que son la primera línea de defensa del cuerpo contra patógenos invasores. Además, la vitamina C es conocida por su capacidad para estimular la producción y función de los glóbulos blancos, así como para actuar como antioxidante, protegiendo las células contra el daño causado por los radicales libres.

El fortalecimiento del sistema inmunológico a través de una dieta rica en nutrientes como los que ofrecen las arvejas puede ayudar a prevenir enfermedades y a mantener una buena salud a largo plazo.

5 Recetas saludables con Arvejas

1. Ensalada Fresca de Arvejas y Palta

  • Ingredientes:

    • 2 tazas de arvejas frescas
    • 1 palta madura
    • 1 taza de tomates cherry cortados por la mitad
    • 1/4 de cebolla morada picada
    • 2 cucharadas de vinagre balsámico
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • Sal y pimienta al gusto

    Preparación:

    1. Cocina las arvejas en agua hirviendo durante unos 2-3 minutos hasta que estén tiernas pero firmes. Luego, enfríalas en agua helada y escúrrelas.
    2. En un tazón grande, combina las arvejas, la palta cortada en cubos, los tomates cherry y la cebolla morada.
    3. En un recipiente aparte, mezcla el vinagre balsámico, el aceite de oliva, la sal y la pimienta. Vierte esta vinagreta sobre la ensalada y mezcla suavemente.
    4. ¡Sirve y disfruta de esta ensalada fresca y nutritiva!

2. Guiso de Arvejas y Zanahorias

Ingredientes:

  • 2 tazas de arvejas
  • 2 zanahorias grandes, cortadas en rodajas
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 pimiento rojo picado
  • 1 lata de tomates picados
  • 3 tazas de caldo de verduras
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva para cocinar

Preparación:

  1. En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla, el ajo y el pimiento rojo, y cocina hasta que estén tiernos.
  2. Añade las arvejas, las zanahorias, los tomates picados y el caldo de verduras a la olla. Condimenta con comino, sal y pimienta.
  3. Deja que hierva y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cocina durante unos 20-25 minutos hasta que las arvejas y las zanahorias estén tiernas.
  4. Sirve caliente y disfruta de este reconfortante guiso.

3. Puré de Arvejas y Menta

Ingredientes:

  • 3 tazas de arvejas congeladas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/4 taza de hojas frescas de menta
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Cocina las arvejas en agua hirviendo con sal durante unos 4-5 minutos hasta que estén tiernas. Escúrrelas.
  2. Coloca las arvejas cocidas en un procesador de alimentos o licuadora.
  3. Agrega el aceite de oliva, las hojas de menta, la sal y la pimienta.
  4. Procesa hasta obtener una mezcla suave y homogénea.
  5. Sirve este puré como acompañamiento o como dip saludable con vegetales frescos.

4. Risotto de Arvejas y Champiñones

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz arborio
  • 2 tazas de arvejas frescas o congeladas
  • 1 taza de champiñones en rodajas
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 4 tazas de caldo de verduras
  • 1/2 taza de vino blanco (opcional)
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1/4 taza de queso parmesano rallado
  • Sal y pimienta al gusto
  • Perejil fresco picado para decorar

Preparación:

  1. En una sartén grande, derrite la mantequilla a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo, y cocina hasta que estén dorados.
  2. Añade el arroz arborio y cocina por un par de minutos hasta que esté ligeramente dorado.
  3. Si estás usando vino blanco, viértelo en la sartén y cocina hasta que se evapore.
  4. Agrega las arvejas, los champiñones y un poco de caldo de verduras caliente. Ve añadiendo caldo gradualmente mientras remueves constantemente el risotto.
  5. Cocina durante unos 20-25 minutos hasta que el arroz esté cremoso y al dente.
  6. Retira del fuego, añade el queso parmesano, sazona con sal y pimienta, y mezcla bien.
  7. Sirve el risotto con un toque de perejil fresco por encima.

4. Risotto de Arvejas y Champiñones

Ingredientes:

  • 2 tazas de arvejas cocidas
  • 2 cucharadas de tahini
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • Comino en polvo (opcional)
  • Pimentón para decorar

Preparación:

  1. Coloca las arvejas cocidas, el tahini, el jugo de limón, el ajo, el aceite de oliva, la sal y la pimienta en un procesador de alimentos.
  2. Procesa hasta obtener una mezcla suave y cremosa.
  3. Agrega comino si lo deseas, para darle un toque de sabor adicional.
  4. Sirve el hummus de arvejas en un plato y espolvorea con pimentón por encima. Acompaña con pan pita o vegetales frescos.
atención medica a domicilio - blog

En DocMovi, entendemos la importancia de la accesibilidad a la atención médica en el momento en que más se necesita. Es por eso que hemos extendido nuestros servicios de atención médica a domicilio en una amplia área geográfica. Nuestra cobertura se extiende a diversas comunas en la Región Metropolitana, así como a las ciudades de Rancagua, Machalí, San Felipe y Los Andes. Tu salud es nuestra prioridad, y estamos comprometidos a brindarte una atención médica de calidad. 

Progreso de lectura
Comparte este artículo
Facebook
Twitter
Acerca del autor
Diego
Diego