23 Abr
Salud Mental y Pandemia

La pandemia ha provocado que muchas personas experimenten sensaciones y problemas psicológicos o mentales que tal vez antes nunca habían vivido.  El encierro y el miedo pueden provocar efectos tanto físicos como psicológicos  a los que hay que estar atentos.

Algunos de los diagnósticos más frecuentes en este tiempo son Trastornos depresivos, Trastornos ansiosos, Crisis de Pánico y Trastorno por Consumo de Sustancias en especial por alcohol. En Docmovi nos preocupamos que puedas tener un servicio de calidad para tu bienestar en todos los aspectos tanto físicos como psicológicos, es por eso que contamos con especialistas de salud mental que pueden ayudarte y guiarte para sentirte mejor en este período de pandemia mundial en el que todos tenemos dudas e incertidumbres.

Por lo mismo, quisimos conversar sobre salud mental con Roberto Paillalef, médico especialista en salud mental con más de 10 años de experiencia y que hoy es parte de nuestro staff, quien nos habló un poco más sobre cómo nos puede estar afectando la cuarentena, la pendemia mundial, el encierro y el miedo al contagio.

1.- ¿Qué efectos psicológicos puede producir estar siempre en nuestras casas sin poder salir?

La pandemia y el confinamiento han cambiado nuestras vidas, tener restricción para reunirnos con nuestros amigos o familiares, o no poder realizar las actividades que antes hacíamos fuera de nuestras casas  nos provoca  frustración, ansiedad y angustia, podemos presentar preocupación excesiva, dolores de cabeza, palpitaciones y sensación de ahogo entre otras.  La ansiedad y el estrés son respuestas adaptativas y se las considera “normales” hasta cierto punto y en este contexto, sin embargo cuando estas se exacerban y se prolongan en el tiempo uno se va agotando, comienzan a sumarse síntomas como baja de ánimo, irritabilidad y dificultad para dormir.

2.- ¿Qué podemos hacer para no “volvernos locos” encerrados?

Primero, mirarnos nosotros mismos, tratar de tomar conciencia de nuestros sentimientos y emociones de lo que nos ocurre por dentro, esto es muy importante pues nos permite darnos cuenta de lo que nos pasa, por otro lado  también comunicarnos  con nuestros cercanos por ejemplo si tenemos pena, rabia o algún otro problema, las cosas buenas igual hay que conversarlas, en salud mental nos enfermamos menos si aprendemos a comunicarnos y a decir lo que nos pasa.

Aunque suene extraño, hay que ver la instancia de estar más en la casa como una oportunidad para tomar el libro que siempre quisimos leer, dibujar, pintar o aprender a tocar un instrumento musical; sea arte, mecánica, cocina o cualquier cosa que nos guste, siempre tenemos la oportunidad de reconstruirnos como personas.

3.- ¿Cómo podemos enfrentar el miedo que causa la pandemia y un posible contagio?

Los síntomas como el temor y la ansiedad muchas veces no son sólo por el encierro si no por el miedo a contagiarse y a enfermar(de uno o familiares) o por ejemplo a perder el puesto de trabajo.  Lo más importante para disminuir el miedo y la incertidumbre es estar bien informado, hay mucha información falsa dando vueltas que pueden llevar a la confusión. En la otra cara de la moneda estar gran parte del día viendo o leyendo noticias no es bueno porque nos mantiene todo el día preocupados. La comunicación con familiares y amigos disminuye el miedo que provoca la pandemia, para esto las redes sociales son muy beneficiosas. No está demás decir que si nos cuidamos y cumplimos las normas sanitarias estaremos más tranquilos por disminuir el riesgo de contagio.

4.- ¿Qué actividades podemos hacer, qué deberíamos comer, etc. para cuidar nuestra salud mental mientras dure la pandemia?

El ejercicio y la alimentación son fundamentales; es necesario realizar alguna actividad física mínimo 3 veces a la semana e intentar tener una dieta equilibrada. Mantener el contacto con familiares y amigos a través de teléfono, redes sociales, videollamadas, dormir bien y tratar de no dormir siesta, realizar puzzles, crucigramas o manualidades ayudan a la activación de la mente, de ser posible establecer rutinas y horarios fijos para la semana.

Es importante no automedicarse, disminuir o no consumir alcohol, cuidar rutinas de sueño y alimentación.

5.- ¿Cuándo debemos pedir ayuda?

Se debe pedir ayuda si hay mucha tristeza, retraimiento, dificultad para realizar tareas cotidianas(baja de ánimo), pensar en hacerse daño, dejar de comer, consumo frecuente y excesivo de alcohol y otras drogas, o automedicación de fármacos para el ánimo o dormir, cambios drásticos en el estado de ánimo, conductas o hábitos de sueño, sentirse muy pesimista del futuro.

CONTRATA EN LÍNEA
Valores Preferenciales