CÁNCER

¿Qué hábitos pueden reducir las probabilidades de enfermar de cáncer?

En una nueva conmemoración del Día Mundial contra el Cáncer, te contamos los cambios que puedes hacer hoy, que mejorarán tu calidad de vida a corto, mediano y largo plazo. ¡Súmate a la prevención!

En el último informe emitido por el Observatorio Global del Cáncer (de la OMS), se informó que en 2020, más de 54.000 personas en Chile fueron diagnosticadas con cáncer y 148.303 llevan más de 5 años batallando contra esta enfermedad.

Aunque quizás, para una persona joven y sana, hablar de cáncer o de sus consecuencias pueda parecer algo lejano, es importante recalcar que del 30 a 40% de los distintos tipos de cáncer, se pueden prevenir con hábitos saludables durante toda la vida.

Incluso si existen factores genéticos o antecedentes familiares, llevar una vida sana puede reducir las probabilidades de que esa predisposición se manifieste, junto con la detección precoz a través de los distintos exámenes recomendados por los especialistas.

1. Alimentación saludable como prioridad

hombre tomando jugo natural de frutas cerca de una mesa con plátanos y duraznos

Lo más importante para la prevención de enfermedades como el cáncer, es hacernos conscientes de lo que hacemos en el día a día. Preguntarnos, por ejemplo, si la alimentación que estamos llevando es realmente nutritiva o si estamos aumentando los factores de riesgo con elecciones poco saludables.

Si tu dieta se basa principalemente en grasas saturadas, frituras, alimentos procesados o ricos en azúcares refinados, la consecuncia probablemente será un aumento de tu IMC (Índice de Masa Corporal) y de la cantidad de grasa que hay en tu cuerpo.

El sobrepeso y la obesidad, además de causar diversas enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión o problemas cardiovasculares, genera inflamación crónica a nivel celular, lo que daña el ADN y potencia el riesgo asociado a distintos tipos de cáncer, como el de mama, estomágo y colorrectal.

Una alimentación equilibrada, rica en nutrientes, proteína y fibra ayudará al cuerpo a mantenerse fuerte, a potenciar el sistema inmunológico, reducir la inflamación y proteger las células del daño que puede llevar a la formación de tumores cancerígenos.

2. Moverte para una mejor calidad de vida

mujer joven abrochando sus zapatillas de deporte con jugo verde saludable

Sabemos que el ejercicio físico es beneficioso, pero aún hay quienes necesitan un impulso extra para dejar el sedentarismo y hacer un cambio de vida. ¿Qué conexión existe entre la actividad física y la prevención del cáncer?

Junto con ayudarnos a mantener un peso saludable y evitar los riesgos que mencionábamos anteriormente asociados al sobrepeso y la obesidad, practicar actividad física tiene la capacidad de fortalecer el cuerpo, mejorar parámetros como la presión arterial y el colesterol, además de revertir procesos inflamatorios que dañan nuestras células.

Junto con esto, es excelente para regular los niveles de hormonas como la insulina y el estrógeno, cuyo descontrol está asociado a ciertos tipos de cáncer como el de endometrio, mama y cervicouterino.

3. Dejar los vicios que son perjudiciales

mujer rompiendo un cigarrillo para no fumar

Dentro de los factores de riesgo de mayor incidencia en el cáncer y su aparición, el consumo de tabaco sin duda ocupa los primeros lugares de la lista. Como se señala en el Plan Nacional de Cáncer 2018-2028 desarollado por el Minsal, se estima que la mitad de los fumadores actuales en todo el mundo (1.337 billones de personas) morirán entre los 35 y los 69 años, muertes que podrían ser prevenidas.

Dejando de fumar, podrás comenzar a revertir el daño en tu cuerpo y reducir las probabilidades de enfermedad de distintos tipos de cáncer como el de pulmón, laringe, faringe, esófago, estómago, hígado, colon y la lista continúa.

De igual forma, evitar el consumo de alcohol también ayudará a prevenir más de 200 enfermedades, entre ellas, las de tipo cardiovascular, diabetes y el cáncer. La OMS lo ha catalogado como cancerígeno al igual que el tabaco, es por eso que eliminando estos dos hábitos, llevaremos una vida más sana y mantendremos al cáncer a raya.

Categorias

Articulos Relacionados

¿Aún no tienes tu plan?

¡Suscríbete y accede a valores preferentes en tus atenciones!